Blog

plan de transformación digital

Cómo diseñar un plan de transformación digital para tu negocio

12/05/2022

El plan de transformación digital es una cuestión candente para muchas empresas. No obstante, a día de hoy, como ocurre con los grandes cambios transcendentales, muchos aún no conocen de qué se trata exactamente. A continuación, se va a explicar con detenimiento en qué consiste y cuáles serán los cambios promovidos dentro del sector empresarial.

En este artículo...

El plan de transformación digital: una tendencia histórica en el emprendimiento

La implementación de nuevas tecnologías ha sido un paso clave a lo largo del tiempo. Ya desde la prehistoria se vislumbran numerosos avances tecnológicos que propulsaron innovadores modelos de producción. Un ejemplo paradigmático es el del invento de la rueda y el arado. Actualmente, todo cambio gravita en torno a las innovaciones dentro del ámbito de las tecnologías de la comunicación y de la información. Es decir, de la transformación digital. La humanidad se encuentra rodeada de aparatos digitales gracias a la revolución que ha supuesto Internet. Lo lógico es aprovechar esta oportunidad para agilizar los procesos productivos, al mismo tiempo que se abaratan los costes durante el plan de transformación digital. Por tanto, durante la gestión del cambio y transformación digital, el encargado que aplique la mencionada transformación debe emplear distintos procedimientos y herramientas. No obstante, durante la gestión, también es importante destacar que se adaptará una nueva filosofía empresarial y diversos puntos de vista. Para cambiar la metodología, primero se debe cambiar el modo de pensar.

¿Qué es la transformación digital?

Muchas son las características de la transformación digital. En resumidas cuentas, se podría mencionar que consiste en amoldar el modelo de producción y comunicación de un negocio a los parámetros digitales. Por tanto, la relación digital se establece con distintos agentes como los distribuidores, proveedores y clientes. Esta explicación abarcaría las características de la transformación digital a grandes rasgos, aunque como se ha mencionado previamente, supone también un cambio de mentalidad. Ser un empleado digital implica pensar también como uno de ellos. A continuación, se van a mostrar una serie de apartados que exponen cuáles son las claves para implementar satisfactoriamente el cambio digital. Se va a comprobar que supone un giro radical en cuanto a los métodos de elaboración de productos y servicios. También en el de las relaciones entre compañeros y clientes.

Tener en cuenta los objetivos y su impacto

Uno de los errores más frecuentes a la hora de iniciar una transformación digital en el seno de una empresa es no tener en cuenta el objetivo final. Muchos gestores son los que se apuntan a la tendencia imperante; sin embargo, si no se traza un plan a medida y se analizan los datos, es un desperdicio de tiempo. Aplicar cambios no planificados lleva a la desesperación y al caos; y, a lo que es peor, a disminuir el rendimiento. Por esta razón, la primera asignatura que una empresa tiene que superar para poder aplicar la transformación digital es la de la organización y coordinación. De este modo, evitará el riesgo de perder a sus clientes existentes y desperdiciar los nichos de mercado donde ejerce su influencia. Una metodología a considerar para aplicar los cambios es el marco de Zachman, ya que plasma cuáles son las relaciones y dependencias dentro del seno empresarial. La principal medida en cuanto a objetivos es adaptarse al contexto organizativo y a la estructura del negocio. plan de transformación digital

Obtener recursos tecnológicos y financiación

Un cambio a gran escala en una compañía es sinónimo, casi siempre, de una gran inversión de capital y de alta tecnología. Algunos de los proyectos de transformación digital se quedan parados en el camino debido a que, antes de completarse, han agotado sus fondos de inversión. Por esta razón, a la hora de implementar dicho plan, la entidad gestora debe ser consecuente con el gasto que puede asumir la entidad empresarial. Se han de evaluar las capacidades de financiación y, en caso de cumplir con el presupuesto, si dicha transformación cubrirá los gastos. No se trata de amoldarse al ámbito digital de manera abrupta, sino siendo consecuentes con la agilización y abaratamiento de los productos y servicios ofertados.

Las partes interesadas se han de involucrar

Todos los miembros que conforman el equipo de trabajo se han de complementar e involucrar en el proceso de transformación digital. Así, la coordinación debe de tener en cuenta tanto el nivel ejecutivo como el de junta. De este modo se evitan posibles estancamientos a la hora de lograr aprobaciones y ajustes en los planes digitales. Algunos organismos deben responder qué aporta el cloud computing a los procesos de transformación digital. No solo tiene que quedarse sobre el papel, sino que cada equipo de trabajo debe advertir los cambios. Algunos de estos cambios pueden estar relacionados con un acceso a la información más eficaz. Esto se debe a que se eliminan las barreras físicas, obteniendo unos volúmenes de datos masivos.

Establecer cuáles serán los hitos, a través de una hoja de ruta

Es fundamental atender correctamente cuáles son los problemas que pueden surgir a la hora de emprender una transformación digital. Por esta razón, es preciso que el grupo encargado de implementarla cuente con la suficiente visión estratégica y planificación. Algunas problemáticas que se han de evitar en el plan estratégico son, por ejemplo, los cambios abruptos y rápidos para el negocio. Estos pueden derivar en la pérdida de confianza por parte de clientes, ya que estos cambios seguramente no se hayan explicado en profundidad. En cuanto al equipo de trabajo, se le tienen que detallar y definir los hitos, a fin de incrementar su motivación e implicación. De este modo, el plan de transformación establecerá una serie de hitos que definan el horizonte al que se ha de llegar. Por supuesto, se incluirán distintas etapas de evolución con sus descripciones correspondientes. Para motivar, se añaden ganancias rápidas que aumenten la estimulación de todos los implicados. Sin embargo, lo más urgente es el hecho de asegurar que la transformación se entiende y que tiene su razón de ser. Esta ha sido la explicación para llevar a cabo un plan de transformación digital de forma satisfactoria. Supone una tendencia al alza entre las diversas compañías, gracias a iniciativas como el kit digital, puesto que divisan este escenario como el propio del siglo XXI. Agente digitalizador

Volver

Categorías