Blog

Azure Resource Manager

Cómo simplificar la administración de recursos con Microsoft Azure Resource Manager

01/02/2022

Microsoft Azure Resource Manager se ha convertido en una de las claves del éxito de multitud de empresas. Sus características y ventajas son las protagonistas de los siguientes apartados.

En este artículo...

¿Qué es Microsoft Azure Resource Manager?

El servicio de administración de recursos e implementación de Azure. Facilita el uso de una capa de administración que permite actualizar, eliminar o crear recursos de la cuenta correspondiente. Incluye características como el control de los accesos, las etiquetas o la auditoría para organizar los recursos de forma más eficaz.

¿Cómo funciona Azure Resource Manager?

Clasificando automáticamente la solicitud recibida y llevando al usuario hasta las funciones disponibles. Al estar compartidas con Azure Power Shell, la CLI, los SDK y las API REST, las opciones se multiplican consiguiendo mayor rapidez de respuesta. A ellos contribuye el uso de plantillas de Microsoft Azure Resource Manager. Estos archivos se encargan de la notación de objetos de JavaScript. Así, es posible implementar un grupo de recursos, un grupo de administración o un usuario. También es posible programar su funcionamiento y personalizarlas al gusto.

¿Cuáles son las ventajas del uso de Azure Resource Manager?

Microsoft Azure Resource Manager Son diversas y se ajustan a distintos tipos de negocios. Se resumen en el siguiente listado explicativo:
  • Es posible dejar de usar scripts y sustituirlos por plantillas declarativas.
  • No hay que controlar de forma unitaria los recursos de una solución en grupo, lo que reduce el tiempo de trabajo.
  • Se puede implementar continuamente adaptando los recursos a las necesidades específicas de su empresa.
  • Concretar las dependencias entre distintos recursos para que su implementación sea lo más ordenada posible.
  • Usar un control de acceso a los servicios al estar basado en RBAC. La integración es más sencilla.
  • Etiquetar los recursos consiguiendo así una organización lógica.
  • Comprobar lo que cuesta un grupo de recursos que tienen una etiqueta en común.

Los cuatro ámbitos de actuación

Azure divide sus funciones en cuatro niveles: recursos, grupos de recursos, suscripciones y grupos de administración. Todo dependerá del nivel que se seleccione y de la configuración elegida. Lo habitual es que los niveles inferiores trabajen con la misma configuración que la de los superiores.

Grupos de recursos

Pueden actualizarse, eliminarse e implementarse al mismo tiempo. Cada recurso solo puede pertenecer a un grupo concreto. Resulta muy sencillo añadir o eliminar un recurso de un grupo. Trasladando cada uno de ellos a donde les corresponde se gana en rapidez de respuesta. Al eliminarse el grupo también se borran todos los recursos incluidos. El uso de etiquetas es positivo, ya que ayuda a encontrar lo que se necesita en menos tiempo.

La disponibilidad

El servicio se creó para aportar disponibilidad y resistencia de manera continuada. Las operaciones realizadas y las solicitudes enviadas a la API REST se distribuyen:
  • Entre regiones.
  • Entre las zonas de disponibilidad.
  • Sin depender de un centro único de datos lógicos.
Ni en caso de mantenimiento de la plataforma se interrumpe su funcionamiento. Pasiona Desarrollo Web & Cloud petición de servicio

La seguridad

Es posible usar distintas funciones de seguridad y elegir el sistema de autentificación OAuth correspondiente. El control sobre cada recurso es absoluto, consiguiendo restringir quién puede modificarlo o bloquearlo. Asimismo, es posible conocer quién ha usado cada recurso y en qué momento. La realización de una auditoría de la gestión es imprescindible para asegurar el entorno de trabajo.

La centralización

Un único panel de control es suficiente para integrar los recursos utilizados. Es posible añadir aplicaciones de terceros y todos los servicios correspondientes. En el marketplace de Azure hay disponibles aplicaciones. También se admiten las de terceros para facilitar el manejo de los recursos. La posibilidad de elegir la intensidad del flujo de trabajo y de controlar la empresa con facilidad son ventajas a tener muy en cuenta.

Sus diferencias con el Azure clásico

Si bien ambos son muy útiles, cada recurso a utilizar se considera una unidad de gestión. El contenedor Cloud donde se almacenan permite la gestión individual. El modo clásico no permite la agrupación, el que se viene describiendo sí. Pero no hay que obviar la opción de crear grandes grupos de recursos que permiten su correcto etiquetado. Basta con introducir la etiqueta para obtener el listado completo de recursos disponibles.

La escalabilidad

La plataforma no obliga al usuario a disponer de elementos que no va a utilizar. Por ello, es posible adaptarla a las necesidades de una PYME o gran empresa muy fácilmente. A medida que se vayan generando recursos, se pueden ir ordenando y clasificando. La idea es contar con una enorme cantidad de funciones disponibles y accesibles en cualquier momento. Basta con acceder al marketplace para seguir ampliando los módulos necesarios. Que la herramienta se adapte a la empresa, y no al revés, es digno de subrayar.

El ahorro

La programación en la nube es siempre sinónimo de ahorrar costes. No tener que disponer de un espacio concreto para los dispositivos de almacenamiento físicos es siempre positivo. Lo mismo sucede a la hora de realizar el mantenimiento periódico. Azure se actualiza y se mantiene de forma automática. Dadas las ventajas anteriores, parece lógico concluir que la herramienta es un avance tecnológico perfecto. Su continuo crecimiento ha ayudado a disfrutar de su evolución y de todo lo relacionado con las nuevas funciones que se siguen creando. El proceso de implementación es continuo, lo que beneficia, directamente, al usuario final. Basta con familiarizarse con la terminología de Azure para confirmar su utilidad. Su sencillo panel de control ayuda a lograr este objetivo en muy poco tiempo. Igualmente, la compatibilidad de Azure con cualquier sistema operativo juega a su favor. No es necesario adaptar ningún equipo o pagar por nuevos programas. Así, se deduce que la solución antes descrita es ya una de las claves del éxito en la gestión de miles de negocios. Microsoft Azure Resource Manager es, más que una opción, una necesidad para los que deseen gestionar sus recursos eficazmente. Su adaptabilidad, disponibilidad y resistencia contribuyen a confiar en sus positivas características. Todo sea por comenzar una nueva etapa empresarial y por alcanzar los objetivos previstos en el menor tiempo posible.

Volver

Categorías