Blog

Xamarin

Desarrollo móvil: Xamarin vs Aplicaciones híbridas o nativas

27/01/2022

Xamarin es nuestra elección en el desarrollo móvil de aplicaciones ya que nos permite conseguir proyectos exitosos. ¿Quieres saber por qué?

En este artículo...

En este post abordaremos una de las mejores opciones, como es Xamarin para el desarrollo móvil. También veremos las principales diferencias entre una app híbrida y otra nativa.

Principales diferencias entre aplicaciones híbridas y nativas

Existen muchas diferencias entre las apps nativas vs híbridas. Algunas de las más destacadas son las siguientes:
  • Curva de aprendizaje: Cuando apostamos por una aplicación nativa, deberemos aprender a desarrollarla en cada una de las plataformas. Esto hace referencia tanto a nivel del lenguaje de programación como de la API que vayamos a utilizar. Así, la curva de aprendizaje es mucho más lenta que en una híbrida. En esta última, en cambio, solo deberemos centrarnos en lenguajes conocidos. Algunos ejemplos son CSS, JavaScript o HTML.
  • Proceso de exportación: Exportar una app a otras plataformas es cada vez más frecuente. Por este motivo, una aplicación híbrida presenta un proceso mucho más sencillo y versátil que una nativa. En este caso, deberemos programarlas para cada uno de los lenguajes antes de exportarlas.
  • Coste de desarrollo: Una aplicación híbrida presenta unos costes mucho más bajos que una nativa. El uso único de lenguajes como JavaScript, CSS o HTML hace que el tipo de desarrollo que debemos llevar a cabo sea muy rápido. En cambio, las apps nativas necesitan un proceso totalmente personalizado y a medida para cada plataforma.
  • Rendimiento: Hoy en día, el rendimiento entre los dos tipos de aplicaciones es muy similar. Por tanto, debido al ahorro de costes, las híbridas siguen estando un paso por delante. Solo en casos puntuales, en los que sea necesario el uso de gráficos 3D, es más beneficioso el desarrollo de una aplicación nativa.

Aspectos visuales y características del dispositivo

Xamarin Con el tiempo, una aplicación híbrida se está poniendo al nivel de una app nativa. Hace unos años, las nativas tenían la ventaja de que podían acceder a todas las características del dispositivo. Por ejemplo, la cámara, la posición GPS o la agenda de contactos. Sin embargo, las híbridas cada vez tienen menos limitaciones. Incluso podemos beneficiarnos de ciertos frameworks que nos permiten desarrollar en lenguaje nativo. Por tanto, ya ofrecen casi las mismas funcionalidades. Asimismo, a nivel visual, es lógico pensar que las nativas estén un paso por delante de las híbridas. Sin ir más lejos, cuando desarrollamos una aplicación nativa lo hacemos totalmente a medida. Por tanto, la experiencia que podemos ofrecer al usuario es a la carta. Sin embargo, los últimos avances en el desarrollo de apps Web híbridas ya permiten sacar partido a las actualizaciones de CS3 y HTML5. De esta forma, ya es posible simular efectos y características propias de una aplicación desarrollada de manera nativa.

Por qué apostar por Xamarin para el desarrollo móvil

Xamarin, como ya avanzábamos en nuestro artículo de por qué Xamarin es una apuesta segura para el desarrollo de aplicaciones móviles,  supone un paso más en el avance de las aplicaciones híbridas. Es totalmente multiplataforma, por lo que nos permitirá desarrollar tanto para dispositivos móviles Android como para iOS sin problemas. Pero el valor añadido va más allá. El uso de este dispositivo nos ahorra la necesidad de emplear Java para Android y Objective-C para teléfonos Apple. Tenemos la capacidad de reutilizar el código programando para las tres principales plataformas del mercado. Esto nos supondrá un enorme ahorro de tiempo, y también una mayor eficiencia. Solo deberemos llevar a cabo este proceso una vez, en lugar de tres. Por tanto, podremos revisarlo más a fondo. En caso de encontrar un error, la corrección se reflejará en las tres plataformas al mismo tiempo. Esta interfaz nos proporcionará una experiencia totalmente nativa, accediendo a todas las partes del hardware del móvil. En este sentido, podremos conseguir un resultado excelente en cuanto a experiencia de usuario. Un factor fundamental para obtener una buena valoración al finalizar el proyecto. Asimismo, la plataforma es muy útil a largo plazo. Una de las ventajas principales de las aplicaciones nativas es que pueden adaptarse a cada una de las actualizaciones de los dispositivos. Con Xamarin dispondremos de tantas librerías de terceros como si estuviéramos desarrollando una aplicación nativa. Con esta plataforma tendremos cubierto todo el ciclo de producción. Podremos desarrollarla sin problemas, y también probarla y testearla todas las veces que lo necesitemos. Antes de mandarla a cualquiera de las tiendas, nos habremos asegurado de que el rendimiento y la optimización serán correctos.

Desarrollar para cualquier dispositivo

A través de Xamarin tendremos una plataforma para poder trabajar de manera completamente integral. Contaremos con la oportunidad de desarrollar para cualquier tipo de dispositivo. Además, no solo es válido para smartphones, sino que las aplicaciones serán compatibles con smartwatch y Smart TV. Asimismo, en nuestra empresa no necesitaremos un equipo muy numeroso. Generalmente, en aquellas compañías que se dedican al desarrollo de aplicaciones nativas, es necesario un experto en cada campo. Esto eleva los costes, especialmente para aquellos negocios con menos recursos. En cambio, si incorporamos Xamarin, seremos capaces de obtener la máxima rentabilidad en todo momento. A través de un único equipo seremos capaces de encarar el desarrollo de cualquier proyecto en todas las plataformas disponibles. Y, siempre podremos conseguir los mejores resultados con una gran experiencia de usuario. Por último, no hay que olvidar que se trata de una opción que tenemos accesible rápidamente para descargar en nuestro equipo de trabajo. Si lo necesitamos, también es posible importar el código de otro programa y seguir desarrollándolo. Por ejemplo, podemos iniciar el desarrollo de una aplicación nativa para Android en Java, y finalizarla en Xamarin. Cada vez está disponible en más plataformas, incluyendo Linux. El entorno gráfico de desarrollo también se adaptará completamente a nuestras necesidades y la forma de trabajar que tengamos. Es posible, además, llevar a cabo proyectos totalmente compartidos. Como conclusión, si estamos buscando un sistema para desarrollar aplicaciones integrales para todas las plataformas, este es Xamarin. Conseguiremos los mismos resultados que con una aplicación nativa, pero con unos costes y esfuerzos realmente inferiores. Y esto, en un momento en que la tecnología móvil es clave para gestionar equipos, supone un gran beneficio para las empresas. Mobile_Development

Volver

Categorías