Blog

Onboarding empresarial

Qué es el onboarding empresarial y cómo conseguir que sea un éxito

22/03/2022

Cada vez hay más tácticas en empresas que ayuden a conseguir un buen desarrollo de estas con éxito; es el caso del onboarding empresarial, una técnica que pone el énfasis y el esfuerzo en la incorporación de los nuevos empleados para conseguir el éxito de empresa. ¿Cómo puede aplicarse a la empresa? Lo descubrimos todo en torno a él.

En este artículo...

Qué es el onboarding empresarial

Una de las claves del éxito de la mayoría de las empresas es la incorporación de nuevos empleados que ayuden a mejorar la productividad de esta. Para ello, es relevante ayudarlos en su incorporación para que les ayude no solo a ser más eficaces como trabajadores, sino a sentirse más satisfechos con su empleo, lo que revierte también en una mejor empresa. El onboarding empresarial es una técnica que pretende que los nuevos empleados adquieran habilidades y conocimientos que logren convertirlos en miembros altamente efectivos en las empresas. El término y su aplicación apareció en Estados Unidos en los años 70 y ha ido en crecimiento de tal modo que en este país hasta un 25 % de los empleados nuevos reciben este tipo de técnica. Se ha comprobado que el llevar esta técnica con nuevos empleados, en lugar de con los que forman parte de la empresa, conlleva muchos beneficios. Los recién llegados son más proactivos, es decir, tienen iniciativa y se adelantan a los problemas; tienen curiosidad y deseo de adquirir nuevos conocimientos y de retroalimentarse, por lo que tienen muy en cuenta cómo se deben comportar en su nuevo trabajo. ¿Qué beneficios conlleva esta técnica? Además de mejores resultados para la empresa, la satisfacción laboral, el desempeño efectivo del trabajo, la reducción del estrés y el compromiso con la empresa son algunos de los beneficios que van aparejados al uso de esta técnica. Onboarding

Cómo crear un programa de onboarding exitoso en la empresa

A la hora de crear uno de estos programas, debemos tener en cuenta varias consideraciones. ¿Cuáles son sus características considerando sus puntos fuertes y sus puntos débiles? ¿Qué recursos y materiales pueden ser más productivos para conseguir un buen resultado? Tras estas primeras preguntas básicas podemos llegar a una buena planificación.

¿Qué podemos incluir en nuestro onboarding empresarial?

Las reuniones formales, los vídeos, materiales impresos o conferencias pueden ayudarnos bastante. También es fundamental que a la hora de elaborarlos tengamos en cuenta un horario que no interrumpa las tareas propias del empleo. Puede realizarse fuera del propio del empleo o en casa, por ejemplo. Asimismo, se debe mantener una buena relación entre empleados y supervisores para conseguir buenos resultados. Además, es básico recopilar información sobre qué esperan los empleados de su nuevo empleo. Se ha comprobado que tener en cuenta este aspecto es primordial para unos buenos resultados de empresa. También es una buena herramienta para descartar a esos empleados que no se adaptan a la política de empresa y que tienen otro tipo de expectativas diferentes a la de esta. Es de lógica llegar a la conclusión de que cuando un empleado siente que se cuenta con él se convierte en un empleado más feliz y productivo. Por otra parte, el incluir mentores que ayuden a los nuevos empleados desde el primer momento es fundamental para que se sientan apoyados y cómodos en el nuevo entorno. Es importante que el mentor les reduzca esa incertidumbre que aparece en la mayoría de los trabajadores respecto a muchos aspectos de la empresa. De este modo, harán su trabajo más eficazmente desde el primer momento y con mayor seguridad. También resulta valioso tanto fomentar el trabajo en equipo como la autonomía de los empleados para crear cierto grado de competencia que los haga más eficaces. El interactuar con sus compañeros y sus mentores es imprescindible para mejorar sus capacidades dentro de la empresa. Y tampoco se debe olvidar la posibilidad de elaborar contrataciones a largo plazo. Los empleados que saben que van a estar por un largo periodo en la empresa evitan con mayor frecuencia los conflictos que los trabajadores que solo saben que van a estar por un tiempo breve. Este punto no es nada desdeñable, ya que un ambiente laboral agradable favorece un aumento de la eficacia en el trabajo. Asimismo, el concepto de aceptación se debe tener muy en cuenta dentro de esta técnica. Los empleados que no se sienten marginados en su entorno de trabajo se sienten más felices y, por lo tanto, más productivos. Y el conocimiento de la cultura organizacional es otro punto que debemos tener en cuenta. El trabajador debe conocer los objetivos, las normas, los valores y otros temas de la empresa. Conociendo a fondo esta puede mimetizarse más con ella y con lo que pretende de sus trabajadores. El componente personal y afectivo es un aspecto que hay que considerar a la hora de conseguir éxito con esta técnica. Acoger al empleado de forma afectuosa y haciéndole percibir que forma parte de la empresa desde el primer momento o preguntarles su grado de satisfacción, por ejemplo, a través de encuestas, es primordial. Outsourcing_IT

¿Qué se recomienda a la hora de llevar a la práctica esta técnica de éxito?

Los profesionales aseguran que es fundamental tener en cuenta las características individuales de los empleados, así como fomentar en ellos comportamientos proactivos que además de ofrecerles conocimientos les ayuden a sentirse más útiles y comprometidos con la empresa desde el primer momento. Por lo tanto, y a modo de resumen, podríamos decir que el uso de recursos escritos y audiovisuales que ayuden a los empleados a conocer la empresa desde el primer momento, el preguntar a los empleados a través de encuestas u otros medios, el hacerles sentir aceptados desde el principio acogiéndoles de manera afectuosa son algunas de las destrezas que debemos incluir en una técnica que se empleó en Estados Unidos en los 70 y que se sigue empleando en muchas empresas como clave de su éxito. Por consiguiente, para todos aquellos que quieran lograr una empresa de éxito, la técnica del onboarding empresarial puede ser de gran utilidad.

Volver

Categorías