Juanjo Montiel, responsable de Accesibilidad de Pasiona

“Tenemos coches autónomos y bots que componen música, pero aún no se garantiza que una persona ciega pueda comprar un billete de avión online”

La OMS calcula que en el mundo hay más de mil millones de personas con algún tipo de discapacidad, casi 4 millones en España, según el Cermi. La tecnología presenta a día de hoy importantes barreras para muchos de ellos, especialmente en el caso de afectaciones como la visión o la movilidad reducida, o la ceguera. En este contexto, garantizar la accesibilidad en webs y aplicaciones móviles ha pasado de ser una cuestión ética a una obligación legal. No obstante, en la práctica la tecnología sigue presentando barreras en accesibilidad impropias del siglo XXI. “Tenemos coches que conducen solos y bots que componen música, pero aún se garantiza que una persona ciega o con visión reducida pueda comprar un billete de avión online”, advierte Juan José Montiel, desarrollador tecnológico ciego y responsable de Accesibilidad de Pasiona.

Juanjo recuerda el infierno por el que tuvo que pasar con un viaje a Seattle: “Me cancelaron mi vuelo original, y me tocó, a última hora, buscar un vuelo por mi cuenta. Encontré uno, pero la web de la línea aérea no era accesible, y no era capaz de completar la reserva. Afortunadamente, encontré una web intermediaria para completar la compra, pero estuve a punto de quedarme sin plaza y no llegar a tiempo a Seattle”, donde viajaba para dar una conferencia.

Juanjo Montiel, responsable de Accesibilidad de pasiona

Y es que, “más allá de cumplir o no la ley, las empresas y los desarrolladores muchas veces no son conscientes de las barreras que generan, sin querer, al crear webs no accesibles”, advierte el responsable de Accesibilidad de Pasiona. Gigantes como Endesa o Iberia se han enfrentado a sanciones de 30.000 euros cada una por este hecho. Además, desde septiembre de 2018 la ley se ha endurecido, obligando a los organismos públicos o con financiación pública a hacer accesibles no solo sus portales web, sino también sus aplicaciones nativas.

Desde Pasiona, Juanjo Montiel lidera un departamento de Accesibilidad que pone a disposición de las empresas las herramientas necesarias para garantizar que sus software, webs, apps, etc… son inclusivos. “Creemos que el ámbito de accesibilidad es una forma de hacer las cosas y hacerlas bien, sea desde el principio o bien haciendo inclusivos los desarrollos ya existentes”. Y es que “la discapacidad no la tiene la persona, la provoca la tecnología cuando se desarrolla sin pensar en la inclusión”, concluye Montiel.

Nota de prensa (Pdf)