Blog

inteligencia artificial

Inteligencia artificial en las aplicaciones de negocio

14/07/2022

Aunque el término de inteligencia artificial (IA) apareció en 1956, mucho ha cambiado desde entonces. Actualmente, esta engloba un conjunto de tecnologías capaces de ayudar a las empresas a cumplir sus objetivos, como, por ejemplo, optimizar sus cadenas de suministro o mejorar su atención al cliente. Dada la importancia del tema, en este artículo hablaremos extensamente de este concepto y de los beneficios que aporta a cualquier compañía que quiera evolucionar de manera constante y de modo favorable.

¿Qué es la inteligencia artificial y por qué la necesitamos?

De forma resumida diremos que la IA permite que las máquinas resuelvan problemas de manera eficiente, a través de un aprendizaje automático o de un óptimo procesamiento del lenguaje natural. No podemos hablar de una sola tecnología porque el concepto de inteligencia artificial engloba muchas de ellas. Al fin y al cabo se trata de que los software de ordenadores puedan comprender y actuar con un nivel de inteligencia similar al de las personas.

Así encontramos, entre otros muchos, conceptos como machine learning o deep learning. Estos concretamente emplean algoritmos matemáticos e, incluso, redes neurales similares a las del cerebro humano para que las máquinas puedan aprender a partir de la introducción de datos.

A la hora de preguntar por qué necesitamos la IA, la respuesta correcta podría ser que los sistemas basados en este tipo de inteligencia nos ayudan a reducir el tiempo de trabajo y el esfuerzo humano. Además, aumentan la velocidad para procesar datos de forma precisa. Esto a nivel empresarial es realmente beneficioso para poder enfocar la atención en los objetivos de la empresa y que sean las máquinas las que automaticen y centralicen una serie de tareas determinadas. También para que nos faciliten tomar decisiones complejas y gestionarlas adecuadamente.

El poder de la inteligencia artificial en la toma de decisiones empresariales

Todos sabemos lo importante que son los datos en el presente para que las empresas funcionen equilibradamente y siempre con guías que seguir (Data Driven Organizations). Sin embargo, si esos datos no se analizan y aprovechan adecuadamente, no valdrán para nada y será igual que si nunca se hubieran llegado a generar.

La IA es capaz de procesar incalculables cantidades de datos en muy poco espacio de tiempo. Si, además, se combina con la tecnología de automatización robótica de procesos (RPA), facilitará los procesos de toma de decisiones y las compañías obtendrán datos concisos, ordenados y actualizados.

Contar con un negocio inteligente es un tesoro y, por ello, muchas empresas ya están implantando en sus organizaciones sistemas de IA. De hecho, en nuestra entidad, especializada en diseñar soluciones para compañías, ese uno de nuestros servicios profesionales precisamente con más demanda.

Un servicio muy demandado por nuestros clientes el es de IA Business Data Discovery que permite con una consultoría rápida descubrir/identificar los proyectos potenciales donde aplicar la IA que brinden mas beneficio a la empresa, una vez identificados podemos ayudar igualmente en el desarrollo de los mismos.

Así se podrá, entre otros muchos ejemplos, estudiar los comportamientos de los clientes, hacer segmentaciones eficientes, saber qué productos o servicios son los más demandados o los que traen más problemas, etc. En definitiva, la IA permite optimizar la toma de decisiones con seguridad, derivando en una mejora de los procesos de negociación.

Antes hemos hablado del machine learning y del deep learning, pero queremos añadir también el potente big data y el IoT. Estos conceptos son los que utilizamos los profesionales para cubrir las necesidades de las empresas. Esto es así porque todos utilizan estos datos de los que venimos hablando en este apartado, potenciándolos y aprovechándolos al 100 %, como ocurre, por ejemplo, en las escuderías de motoGP.

Indiscutiblemente, la IA seguirá evolucionando y, posiblemente, en un tiempo el factor humano no tendrá la última palabra. Sin embargo, no debemos olvidar que, a día de hoy, las decisiones en las compañías las tomamos los humanos, aunque la tecnología es de una gran ayuda. Por ello, queremos hacer un punto de inflexión para reflexionar sobre la necesidad de que la IA analice los datos y las empresas puedan sacarles el mayor partido.

Web_&_Cloud

¿Cómo puede una empresa usar la inteligencia artificial?

Es crucial conocer a fondo este conjunto de tecnologías para saber cómo implementarlas en las empresas y qué beneficios aporta. Gracias a nuestra amplia experiencia en el sector, a continuación vamos a exponer algunos ejemplos de usos a nivel general y, posteriormente, profundizando algo más, en función de los sectores empresariales.

No obstante, primeramente queremos resaltar los datos de algunos estudios que citan que las empresas, destacando las del sector retail, que han apostado por la IA, han aumentado sus ingresos y, por el contrario, reducido sus costes.

Usos generales de la inteligencia artificial para cualquier sector

Entre los más destacados se encuentran:

  • Aumentar las oportunidades de venta y, por tanto, de la productividad.
  • Generar procesos de toma de decisiones con mayor agilidad y precisión.
  • Creación de nuevos productos y especialización de los existentes.
  • Ahorrar tiempo y reducir costes.
  • Eliminar errores financieros, de marketing o de ventas, derivando en clientes más satisfechos.
  • Optimizar la gestión de los recursos de las empresas.

Usos destacados de la IA en empresas

La inteligencia artificial se puede utilizar en multitud de procesos dentro de las empresas. Algunos de los usos más habituales son los siguientes:

  • Chatbots, perfectos para atender a los clientes con el fin de resolver dudas o problemas las 24 horas.
  • Asistentes virtuales para organizar reuniones y tareas, además de hacer seguimientos de actividades de empleados.
  • Cuando hay bajo nivel de productividad, la IA es capaz de detectar dónde se encuentra el problema.
  • En logística, optimiza la planificación de rutas y atención al cliente, aportando una mayor eficiencia en los resultados económicos.
  • En fábricas industriales, acelera los procesos rutinarios, como, por ejemplo, creación de piezas o envase de alimentos.
  • Predecir comportamientos de clientes y aplicar tareas de marketing a clientes potenciales para ofrecer en cada momento lo que necesitan.
  • Detección de patrones, defectos en procesamiento de imágenes.

En conclusión, apostar por la inteligencia artificial en cualquier compañía hará que sea una gran rival para las empresas de la competencia. Ponerse en manos de empresas especializadas, como la nuestra, hará que se multiplique su valor y obtengan mayor rentabilidad. En definitiva, será mucho más sencillo cumplir los objetivos de crecimiento.

Volver

Categorías