El 80% de las empresas españolas le da la espalda al Cloud Computing

El 80% de las empresas españolas dan la espalda al Cloud Computing

El ‘cloud computing’, conocido popularmente como ‘tecnología en la nube’, es un modelo de reconocido éxito en todo el mundo por sus innumerables ventajas. Sin embargo, el índice de penetración en España sigue siendo muy bajo. Ponemos sobre la mesa un dato demoledor: el 80,7% de las empresas españolas no lo han implantado. Y es que, pese a tener todo lo necesario para dar el salto, llevan 2 años de retraso con respecto al resto de países de la Unión Europea. Se trata de un dato nefasto si tenemos en cuenta el valor estratégico del cloud desde el punto de vista de competitividad.

Las cifras permiten hacer diferentes lecturas, pero hay algunas conclusiones claras tanto en sentido positivo como en negativo. Por un lado, la penetración del cloud en las empresas ha experimentado una significativa mejora en el último año (19,3% de 2016 frente a 15,4% en 2015). Por otro lado, 14 comunidades están por debajo de la media nacional, lo que da una idea sobre la escasa representatividad de ese 19,3% más allá de Madrid y Cataluña. Para elaborar su ‘radiografía’ de la situación del cloud en España, Pasiona ha utilizado datos procedentes del último estudio del INE (Encuesta sobre el Uso de las TIC y del comercio electrónico en las empresas).

Desde un punto de vista técnico y tecnológico, todas las comunidades españolas están preparadas para hacer el salto. Prueba de ello es que el grado de penetración de Internet es del 98,4% en el conjunto de España, y que la presencia de banda ancha móvil se sitúa en un 82,9%. Sin embargo, ese salto al cloud sigue siendo una asignatura pendiente a la que hay que atender de forma urgente: las cifras de España están llegando aún ahora al nivel de la media europea del año 2014, cuando el 19% de las empresas de la UE habían dado ya el salto a la nube. En ese año, España no pasaba del 14%, según las cifras oficiales que maneja el Eurostat.

“Los problemas del cloud en España no tienen que ver con la tecnología, sino con la falta de información o la ausencia de un criterio estratégico claro por parte de algunas empresas”, explica nuestro CEO, David Teixidó. “Las soluciones de cloud computing se caracterizan precisamente por la flexibilidad y facilidad de adaptación, además del importante ahorro de costes”, apunta por su parte Manu delgado, responsable de Cloud. “La nube ofrece un catálogo inmenso de servicios y productos de los cuales aprovecharnos a la hora de afrontar un proyecto y garantizar la mayor ventaja competitiva en el mercado (Time to Market)”, añade Delgado.

Las ventajas de aplicar un modelo cloud computing al mundo de la empresa son evidentes: por un lado, contribuyen de forma determinante a mantener datos actualizados y fiables, lo cual es básico para plataformas comerciales, fuerzas de ventas, estructuras multioficinas, franquicias y un largo etcétera.

Por otro lado, permite mejorar los sistemas de comunicación entre sedes, entre las empresas y sus clientes o incluso personalizar las necesidades de compra de cada uno de los clientes. Otra de las características básicas del cloud computing es que ahorra costes con una inversión mínima. Esto es notablemente importante en partidas como la telefonía interna y externa, la conexión de dispositivos o incluso las dietas y gastos de viaje, que se reducen a lo estrictamente necesario.

 

Infografía de Pasiona sobre la penetración de cloud