metodología agile

Metodología Agile: la clave para conseguir desarrollos de software sostenibles

Raúl Lendínez 24/05/2022

    Actualmente, todas las empresas de desarrollo de software desean agilizar sus procesos para que sean más rápidos y eficientes. Esto, con la finalidad de conseguir optimizar los resultados y lograr las metas lo antes posible. Y gracias a la metodología agile, es posible hacerlo.

    ¿Qué es la metodología agile?

    Esta metodología es utilizada para el desarrollo de proyectos de alto rendimiento. Este es el caso de los proyectos de desarrollo de software. Está centrada en implementar flujos de trabajo flexibles y eficientes para los equipos. Además, se apoya en la capacidad de elegir siempre la mejor opción para cada fase del proyecto.

    Es evidente que el proceso de desarrollo de software es muy complejo y es necesario cuidar muchos detalles. Sin embargo, es posible agilizar esto mediante el desarrollo ágil de software. Esta es, sin duda, una de las maneras más eficientes de administrar los proyectos para conseguir los resultados esperados en el menor tiempo posible.

    ¿Cuáles son sus ventajas?

    Esta metodología funciona porque implementa un esfuerzo colaborativo compartido por todo el equipo de desarrollo. De este modo, el mayor beneficio es cumplir con las características y los plazos específicos que son precisos para lograr los objetivos del proyecto.

    Otra ventaja es que el equipo puede enfocarse en desarrollar requisitos específicos a través de la buena comunicación. Además, la creación de pequeños grupos de trabajo promueve la colaboración entre la empresa y los usuarios.

    Dentro de la metodología agile están contenidos otros métodos y prácticas diferentes que se orientan al desarrollo de software. La ventaja de poder usar otros métodos es que resulta posible crear desde cero cualquier proyecto y desarrollarlo por etapas hasta llevarlo a buen puerto.

    Valores y principios de la Metodología Agile

    cta-pasiona-consultoria-agile

    Esta metodología nació a través de un manifiesto. En este documento, los impulsores que la crearon implementaron una serie de valores y principios para garantizar su eficiente funcionamiento.

    Los 4 valores de la metodología

    Se caracteriza por promulgar 4 valores esenciales:

    1. Los individuos y las interacciones humanas son más importantes que las herramientas y los procesos.
    2. El software funcional tiene prioridad por encima de la creación de documentación.
    3. La colaboración con el cliente tiene mayor prioridad que la negociación de los términos del contrato.
    4. Hay que responder a la necesidad de cambio en lugar de continuar apegados a planes fijos.

    Los 12 principios de la metodología

    Al igual que cuenta con 4 valores fundamentales que marcan las pautas de conducta del equipo de trabajo, también tiene 12 principios que lo rigen.

    1. Satisfacer al cliente con la entrega continua de software. Se tiene muy en cuenta que el software no está destinado a satisfacer las necesidades de la empresa, sino las del cliente final. Así, se acorta la distancia para recopilar feedback del cliente y los requisitos que este quiere ver satisfechos.
    2. Estar abierto a los cambios. Los procesos ágiles permiten realizar cambios sin esperar a rediseñar todo el proyecto o plan de trabajo. Incluso es posible hacer cambios y modificaciones importantes. De hecho, se aprovecha el cambio como una ventaja competitiva para satisfacer al cliente.
    3. Entregar software funcional en un corto período de tiempo. La gestión ágil implica acortar los tiempos entre las fases de planificación y entrega al cliente. El secreto de esto es centrarse más en la creación del software que en su planificación. Así, se mejora la eficiencia del trabajo entregado al cliente.
    4. Los equipos de desarrolladores y gerenciales deben trabajar juntos. Se trata de un principio fundamental. Compartir la información es la mejor manera de gestionar proyectos. Esta colaboración estrecha ayuda a gestionar mejor los proyectos.
    5. Mantener al equipo motivado. Un modo eficiente de mantener la motivación de los equipos es que estos sean autodirigidos y autosuficientes. La empresa debe encargarse de seleccionar a las personas adecuadas para cada equipo para que sea factible confiar en ellos el trabajo requerido. Además, debe garantizar que les brindará todo el apoyo y que facilitará un entorno de trabajo adecuado.
    6. Interacción en persona. El modo más eficaz de comunicación es el que se produce cara a cara. Facilita la comunicación y acorta los tiempos de respuesta. Si se trata de trabajo remoto, hacerlo a las mismas horas y utilizar herramientas compartidas es la mejor manera que tiene un equipo para interactuar.
    7. La medida del progreso es un software funcional. Un proyecto debe juzgarse, principalmente, por esa métrica. El software siempre debe funcionar correctamente. De lo contrario, es irrelevante la cantidad de errores corregidos, las horas de trabajo invertidas o toda la información recopilada.
    8. Hay que promover el desarrollo sostenible. El trabajo debe realizarse en períodos de tiempo cortos y productivos, para evitar el agotamiento del equipo. Se debe promover el ritmo adecuado para cada equipo.
    9. Excelencia técnica y buen diseño. La atención constante a estos puntos mejora la agilidad. Pueden usarse herramientas y técnicas asociadas a la ingeniería del SW para mejorar el código.
    10. Mantener la simplicidad. Esto minimiza los tiempos entre la comprensión de lo que debe hacerse y la culminación de las tareas. Hay que evitar las tareas que no tienen relevancia.
    11. Promover la autogestión de los equipos. Cuando cada equipo toma la responsabilidad de su propia organización, la metodología agile se optimiza.
    12. Inspeccionar y adaptarse. Otro principio fundamental de la metodología. Cada equipo debe reflexionar sobre sus propios procesos para determinar cómo puede volverse más efectivo.

    metodología agile

    ¿Cómo acelerar los desarrollos de software con la Metodología Agile?

    Recordemos siempre que este enfoque puede implicar otros métodos. Por tanto, los desarrolladores tienen total libertad para elegir los métodos que mejor se ajusten a lo que sea necesario. Al aplicarlas, se optimizan los procesos.

    Su funcionamiento requiere el flujo constante de comentarios e intercambios de información entre los miembros del equipo. Para ello, se ejecutan los proyectos por fases cortas para que solo se cubran algunas actualizaciones en cada fase. Así, se pueden lograr mejoras constantes y alcanzar altos niveles de calidad.

    Junto al marco de trabajo Scrum, todos los equipos trabajan como una unidad en la toma de decisiones. Las estrategias son flexibles y se logra que los equipos cumplan con los requisitos en el menor tiempo posible.

    La metodología agile hace más eficientes y simples los procesos de cada fase del proyecto, agiliza las entregas y optimiza el producto final.

    Marcos de trabajo Agile

    La metodología Agile proporciona varios marcos de trabajo mediante los cuales aplicar de manera práctica todos sus valores y principios. Dependiendo del contexto, objetivos y equipo se podrá utilizar uno u otro según necesidad. Los marcos más utilizados son Scrum, Kanban y XP (extreme programming).

    • Scrum: orientado al desarrollo de producto con un equipo estable y multidisciplinar.
    • Kanban: método de visualización de trabajo orientado para equipos con alta variabilidad de trabajo (incidental o pequeños evolutivos).
    • XP: marco de trabajo orientado a equipos SW que deben centrarse en sacar un producto o proyecto lo antes posible (Start-ups o pruebas de concepto).

     

     

    ,

    Volver