Test de usabilidad: definición, tipos y pasos para llevarlo a cabo con éxito

Equipo de UX 02/05/2023
    Fotografía de personas trabajando en un diseño UX

    Siempre es recomendable optimizar la UX de una web para aumentar el tráfico orgánico. Antes de este proceso tan necesario, es indispensable llevar a cabo una validación de la usabilidad de la web.

    Se describen, a continuación, en qué consiste, cómo se lleva a cabo y qué tipo de medidas hay que poner en práctica para conseguir un óptimo resultado con las modificaciones correspondientes.

    ¿Qué es un test de usabilidad?

    En términos técnicos, el resultado de una investigación cuantitativa y cualitativa que permite conocer cómo ve el usuario final una página web determinada. Es importante recordar que cualquier sitio en Internet tiene una finalidad concreta. La UX, o experiencia del usuario, será más positiva cuanto menos obstáculos existan entre lo que desea esa persona y lo que se ofrece. Así, las pruebas de usabilidad se deben llevar a cabo siempre:

    • Antes de llevar a cabo el desarrollo.
    • Para ajustar el desarrollo de la página a las necesidades reales de sus usuarios potenciales.
    • Cuando hay discrepancias respecto al diseño o al enfoque de la página.
    • Para evaluar si los servicios UX son realmente eficaces.

    ¿Cuándo se lleva a cabo un test de este tipo?

    Habitualmente, cuando se está creando la página, se están madurando nuevas ideas o se están creando prototipos o evaluando los existentes. Los participantes en las pruebas han de estar acompañados por investigadores y diseñadores expertos en UX para ir corrigiendo los errores a medida que se producen.

    El procedimiento consiste en solicitarle a un grupo de usuarios que realice una tarea concreta. Deberán tomar nota de los errores y de los aciertos. Los valores más importantes son:

    • La facilidad de uso.
    • La eficiencia de cada apartado.
    • Los fallos de funcionamiento.
    • El nivel de satisfacción.

    Tipos de test de usabilidad

    Las técnicas para comprobar la usabilidad son diversas, lo que favorece que se pueda elegir la más adecuada para cada caso e incluso apostar por su uso conjunto.

    Test en persona o de usabilidad interna

    Se insta a los participantes a que accedan a la página web desde un ordenador o dispositivo controlado por expertos en UX. Lo más adecuado es contar con personas ajenas a la empresa para conocer mejor su reacción real ante la página. En este caso, las técnicas más empleadas son:

    • El Eye Tracking. Se analiza cuáles son los puntos a los que miran los participantes en cada página.
    • Los tests A/B para comparar la eficacia de dos diseños distintos.
    • La clasificación que determina la valía de cada estructura, etiqueta o facilidad para la navegación.

    Banner con texto: "Invertir en UX es invertir en el crecimiento de tu negocio"

    La prueba remota sin supervisión

    Es una opción adecuada para emplear otro tipo de herramientas en Internet y acceder así a un mayor número de usuarios. La obtención de resultados es mucho más rápida y los participantes se encuentran siempre en un entorno que conocen, por lo que actuarán de manera más natural. Lo habitual es que se apueste por herramientas como:

    • RealEye o Gazepoint para detectar, a través de una webcam, los puntos a los que se dirige la mirada de los usuarios.
    • Optimal Workshop ayuda, mediante tarjetas, a conocer cómo deberían clasificarse los contenidos de una web, siguiendo la técnica del card sorting o el tree test.
    • VWO y Convert son muy adecuadas para las pruebas A/B.

    Prueba de usabilidad remota monitorizada

    Es una variante del tipo anterior, pero en este caso se monitoriza el comportamiento de los usuarios en tiempo real. En estos casos, los resultados son siempre excelentes, pero sin olvidar que hay que usar herramientas de contrastada eficacia como Userlytics o Lookback.

    A la hora de seleccionar cuál es el tipo más adecuado para cada web o producto digital es muy relevante conoce en qué consiste el proceso de realización de una de estas pruebas. Cada página exige un tipo de prueba concreto como ahora se demuestra.

    Los pasos a seguir para realizar un test de usabilidad

    Conviene siempre mantener un orden para que el proceso sea más eficaz. Se describen las respectivas etapas en los siguientes apartados.

    La planificación

    El punto de partida es la redacción de las instrucciones de la prueba para los participantes. Todos deben saber cuál es su papel y qué tienen que hacer exactamente. Asimismo, hay que revisar cuáles son los recursos disponibles para que el test se pueda llevar a cabo.

    Encontrar a los participantes

    Se recomienda que se trate de un grupo con un mínimo de cuatro personas y un máximo de seis. Han de tener las características del cliente tipo de la empresa según indique un trabajo previo de segmentación. Antes de comenzar la prueba hay que conocer algo más sobre cómo acceden a la red y también sobre sus preferencias respecto a las páginas que visitan habitualmente. Gracias a su participación es posible detectar en torno a un 70 % de los errores de una página.

    La preparación

    Tras la primera entrevista llega el momento de indicarles a quienes participan cuáles serán sus tareas y cuánto durará el test. Lo más conveniente es animar a los usuarios a que:

    • Naveguen por todas las páginas.
    • Realicen alguna búsqueda y valoren el resultado obtenido.
    • Comprueben si el contenido es de calidad.
    • Opinen sobre el color de la web y sobre su diseño en general.
    • Completen algún formulario y comenten su utilidad.

    La prueba

    Tras el paso anterior llega el momento de entregar un cuestionario que hay que revisar en repetidas ocasiones. Siempre es positivo contar con algún empleado para decidir cuáles serán las preguntas seleccionadas. El objetivo final es comprobar si la página se entiende y si, en caso de duda, hay elementos suficientes para resolverlas. Antes del inicio de la prueba se debe preguntar si todos conocen qué tienen que hacer y cómo valorar su experiencia.

    Entonces comienza el proceso de observación y de análisis del comportamiento de cada persona. Quien monitorice la prueba solo tendrá que observar y nunca dar pistas sobre cómo realizar alguna de las tareas propuestas.

    La conclusión

    Es importante afrontar el análisis desde el punto de vista de la calidad de la información recibida. Siempre que los participantes se hayan implicado totalmente el resultado será satisfactorio. Se recomienda detectar cuáles son los errores subrayados por la mayoría.

    En el informe final han de aparecer tanto los errores cometidos como las posibles soluciones para subsanarlos. Esperamos que la información anterior os pueda servir para llevar a cabo una prueba de usabilidad en cualquier página web como base para corregir los defectos correspondientes.

    , , , ,

    Go back